Mirada

Como veo el mundo…

Camino con propósito, siguiendo el corazón y entendiendo la vida como un lugar donde experimentar, crear, vivir, compartir, crecer, sentir, expandirnos, servir, … Siento profundamente que venimos a este mundo a transformarlo todo en AMOR y que este es el gran aprendizaje. Para mí, el mundo es un reflejo de nuestro interior como humanidad, y cuando lo miro veo las mejor cualidades humanas y también todas las carencias y dolor que aún contenemos. Siento que sufrimos cuando entramos en juicio, cuando no recordamos quienes somos, cuando no vivimos desde el SER. Veo el mundo como el espacio de vida donde venimos para aprender a reconocer profundamente el SER que somos dentro de este cuerpo y a manifestar desde él todo el amor que somos, aprendiendo a perdonar y a conectar con la acción compasiva.

Siempre me digo a mi misma: “Roser, si está en tu vida, es para ti! ¿Cómo lo quieres vivir? ¿Qué respuesta quieres dar? “